VOCES Y RITMOS DEL CARIBE

Un homenaje sencillo a través de la maravilla de Internet a los grandes hacedores de la buena música del caribe...Espíritu, esencia y abolengo musical de nuestros pueblos.

PUBLICIDAD

miércoles, 25 de junio de 2014

Se fue un gran bajista: Eddie "Guagua" Rivera

Uno de los fundadores y bajista del grupo Batacumbele, Eddie “Guagua” Rivera falleció ayer según confirmó quien fue su compañero y músico Jerry Medina a través de las redes sociales.

Medina expresó su dolor tras conocer la noticia sobre la muerte del músico que describió como la columna vertebral de la agrupación Batacumbele.
“Guagua”, como se le conocía al músico, estaba delicado de salud desde hace unos días por lo que estuvo recluido en un hospital en Florida, donde falleció según supo este medio.

“Día lleno de dolor para mí... Se nos fue Guagua.. Decir lo grande que seguirá siendo.. El Bajista extraordinario, la columna vertebral de Batacumbele, el padre, mi hermano mayor El músico vibrando en toda su dimensión ... Todavía me quedo corto y estoy sin aliento... ¡Guagua hermano mío! Gracias por hacerme ver y comprender lo que naturalmente yo hacia pero no entendía y terminábamos siempre vibrando en la misma intensidad ... Gracias por ser parte de mi vida! ...te veré en la otra”, expresó hoy Medina en la red social Facebook. 

De inmediato los mensajes de condolencias se publicaron en las redes sociales. 

Cabe destacar que el fenecido músico además de su aportación musical con el grupo Batacumbele, tocó con grandes orquestas como la de Larry Harlow, Willie Colón, Luis Perico Ortiz y Johnny Pacheco, entre otros. 

Batacumbele se destacó por el junte de virtuosos como Ángel “Cachete” Maldonado, el percusionista Giovanni Hidalgo y Eric Figueroa, quien fue el primer director musical y Guagua como esa primera formación del grupo. 

También pasaron por ahí , el trompetista Juancito Torres, el bongosero Anthony Carrillo, Endel Dueño, el pianista Luis Quevedo, el bajista Raymond Ramírez, el baterista Ignacio Berroa, el flautista Nestor Torres, Héctor Veneros, los trombonistas William Cepeda y Papo Vázquez, el trompetista y cantante Jerry Medina y el tecladista Amuni Nacer .

Texto de: Damaris Hernández Mercado elnuevodia.com

lunes, 23 de junio de 2014

José Febles: uno de los mejores arreglistas de la Salsa

José Febles era un jíbaro, un campesino puertorriqueño. Tan pronto llegó a la ciudad (de Nueva York) comenzó a correr la voz, dentro del ambiente de los músicos latinos en la ciudad de los rascacielos o la Gran Manzana, como también le dicen: “Hay un tipo por ahí como que es muy bueno", comentaban los músicos.

José Febles es uno de los más auténticos arreglistas de la onda salsera, genial en sus solos de trompeta. 

Nació en la cantera de Ponce, Puerto Rico el 18 de julio de 1949, hijo de Don Angel Febles y Doña Nereida Toro . Aunque hizo muchos de los mejores arreglos de esa época, su carrera musical prácticamente fue muy corta fue muy corta.

Se dice que su adicción a las drogas (en especial la mortal heroína) lo llevaron a la tumba, falleció sumamente joven perse a que en los últimos años de su vida procuró enderezarla convirtiéndose a la religión cristiana, pero ya el mal estaba hecho.

En el 1974 interviene en la producción "El Conde" Pete Rodríguez para el sello Fania con los arreglos "Los Compadres" y "Soy Guajiro de Verdad". Para el 1975 realiza el arreglo de la canción "Si estas herido" para la producción "Plante Bandera" del maestro Tommy Olivencia, producción que fue realizada por un joven trompetista llamado Luís "Perico" Ortíz.

En ese mismo año "Paraíso de Dulzura" del cantante Héctor Lavoe fue uno de los primeros grandes arreglos y éxito que realizo José Febles. Luego en el año 1976 arregla la música para el gran bolero que interpretó Héctor Lavoe titulado "De ti depende". En ese año Pete "El Conde" realiza la producción "Este negro si es sabroso" y en este disco se destacan los arreglos musicales de Febles en las canciones "Catalina La O", "Pueblo Latino" y "Sentimiento".

Ya lejos de toda actividad, murió de sida (VIH) en el año de 1993 (el mismo año en que falleció Lavoe), tenía 43 años de edad. Indiscutiblemente fue uno de los mejores arreglistas musicales que tuvo la salsa.

Febles indudablemente se disputa junto a Louie Ramírez, "Perico" Ortiz y Willie Colón los puestos a los mejores arreglistas de la Salsa. Su obra trasciende los tiempos, cada vez que colocamos un éxito de Pete "Conde", de Héctor, de Olivencia, allí está la pluma y los papeles de José Febles.

Algunos de sus más importantes arreglos musicales:
Paraíso de Dulzura, Rompe Saragüey, Bandolera, Para Ochún, De ti depende, Porqué te conocí (Héctor Lavoe); Catalina la O, Este negro si es sabroso, Los compadres (Pete "Conde" Rodríguez); Cambia el ritmo (Willie Rosario con letra de Jhonny Ortiz y vocalizada por Tony Vega).

Con textos de Armando Gruber en periodistadelasalsa.blogspot.com y salsabrava.com



lunes, 2 de junio de 2014

EL LEGADO DEL GRAN CHEO FELICIANO

Cuando una persona tiene la marca invisible, esa que solo nos da la convicción de que vinimos a este planeta azul con un fin determinado, cuando esa persona identifica su "misión", en ese momento activa todo el talento y pide a la providencia le dé un poco de esa "suerte" que hace falta para hacer que el camino se haga más llevadero. Abro esta reseña biográfica de un gran caribeño José "Cheo" Feliciano con estas palabras, porque este señor, sencillo, sonriente y nada arrogante, estuvo durante gran parte de su vida con esa "marca invisible" y ahora indeleble en el tiempo, marca que lo convirtió en una de las figuras del canto caribe con más arraigo en nuestra cultura popular.

Cheo, era humilde de carácter, pasó por pruebas, el solo hecho de estar en el plantel de Fania le sugería un reto, el reto a superar los errores que se cometen cuando te conviertes en alguien famoso, no es fácil el asunto y mucho menos cuando te desenvuelves en un ámbito donde las tentaciones están a la orden del día.

Contó una vez Eddie Palmieri que cuando grababan en el 1967 el álbum Champagne, donde Cheo interpreta el clásico "Busca lo tuyo", tuvo que llevarlo a la cabina de grabación casi a rastras para que pudiese a duras penas, terminar la pieza (el disco casi en su totalidad lo terminó vocalizando Ismael Quintana), pero de eso se sobrepuso Cheo, con la ayuda del propio Eddie, del Tite Curet, de su esposa doña "Coco" y de las ganas de vencer a la droga. Lo logró. Su Impacto en los Hogares Crea de Puerto Rico, fue tal que hizo música, creó el grupo homónimo, grabó con ellos y salió de allí a triunfar con su Naborí, con Anacaona a vencer el reto de la vida, a decirle al mundo que la música que guardaba en su mente y en su garganta con una pequeña ayuda de sus amigos estaba allí, pa' que afincaran diciendo "Esto es el Guaguancó".

Se fue una gran persona, un hombre de valor y de culto popular, una voz que nos invita a estudiar su estilo, un artista popular de fama mundial, un ciudadano del Caribe, de ese Caribe que llevamos en la sangre y en la estirpe, un mulato, apadrinado a finales de los 50's por el señor Tito Rodríguez, adoptado por el rítmico estilo de Joe Cuba y su sexteto de genios. Ese mismo mulato que se despidió casi cantando porque se mantuvo activo como los grandes, después de llevar nuestra música sencillamente llamada Salsa a lo más alto, con las Estrellas de Fania y El Ratón, con Palmieri y esa extraordinaria versión de Ritmo Alegre y El Día que me quieras, con Louie Ramírez y Perico Ortiz en la obra maestra Canta de Rafael Hernández, con la Combinación Perfecta, con Tito Puente, con Sergio George, paremos de contar.

Su música sigue y seguirá allí, al menos Cheo aquí como se tratan los "panas" te puedo decir que tu música no morirá al menos en mi casa y en mis programas de radio NUNCA morirá, y hago eco a los lectores de ese sueño tan agradable días después de tu partida, donde me diste un abrazo y me dijiste "Gracias", no lo olvido ni lo olvidaré. Se soltaron los caballos, Cheo y tú te fuiste con ellos.

Texto por: Héctor Henríquez